KEKIS O PALEDONIAS DE COCO

RECETA DE KEKIS O PALEDONIAS DE COCO


Bizcochos aromatizados con panela y coco


Esta preparación es patrimonio culinario de varios países del caribe donde se puede conocer bajo nombre de keke , queque o  keki no es sorpresa que el nombre quizás provenga de la adaptación al español de la palabra inglesa cake.Ademas del nombre de keki se conoce esta preparación en Norte de Santander como paledonia de coco.

Curiosamente esta preparación tiene una jocosa historia alrededor de ella que fue inmortalizada bajo una cancion por Antonio Maria Suarez Herrera aqui se las dejo. INGREDIENTES

-500 gramos de harina de trigo
-250 gr de panela raspada
-250 gr de coco rallado
-1 huevo
-250 gr de queso
-250 gr de mantequilla
-150 ml Leche
-12 gramos de bicarbonato
-color caramelo
-Hojas de bijao


INSTRUCCIONES:

1.Pre-calentar el horno a 180 grados centigrados.Blanquear  un poco la mantequilla junto a la panela amasando con la manos y no a maquina para no insuflar aire a la masa

2.Agregar , la leche ,el huevo, el coco , el queso, el color caramelo y mezclar con una cuchara.

3.Juntar la harina y el bicarbonato y tamizarlo , agregarlo a la mezcla anterior.

4.Por ultimo agregar la leche suficiente para aligerar la consistencia de la mezcla en caso que este muy seca, la textura ideal para los kekis es como la mezcla para hacer pancakes.

5.Disponer cucharadas de la preparación sobre trozos de hojas de bijao.

6.Hornear a 180 grados centigrados por 15 a 20 minutos.

KEKIS O PALEDONIAS DE COCO KEKIS O PALEDONIAS DE COCO Reviewed by Heidy Pinto on 8/25/2015 Rating: 5

2 comentarios:

  1. ME GUSTA SUS IDEAS BUENAS TIENES BASTANTES TRADICIONES COLOMBIANAS ESPECIAL LA COSTEÑA GRACIAS FELICITACIONES POR LAS RECETAS SON BIEN BUENAS LAS ESTABA BUSCANDO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. GRACIAS POR VISITARNOS somos costeno santandereanas somos.

      Eliminar

Mensajes que promuevan el odio o la discriminación serán borrados.
La libertad de expresión no implica la transgresión de los derechos ajenos tu libertad termina donde empieza la del otro.

Con tecnología de Blogger.