MENU




6 comentarios :

Unknown dijo...

hola...exelente pagina

CHORI AGAMEZ dijo...

gracias por comentar

Amanda Sanchez dijo...

Me encanta tu blog, tantas recetas colombianas y bien explicadas para poder hacerlas, ya he hecho varias, me acercan a mi amada Colombia y sus sabores, gracias

CHORI AGAMEZ dijo...

Gracias Amanda Sanchez por comentarnos que has probado las receta nos satisface mucho eso que la gente prepare las recetas que publicamos.

tisha dijo...

Buscaba en internet el proceso para pelar el maiz, y me encontre con su blog, hermoso todo lo concerniente a destacar las costumbres familiares, y descubrir que los que estamos en el callejón interandino somos una sola familia con costumbres parecidas alrededor del maiz,la papa,el ají y mas.En mi tierra Cañar-Ecuador en las mesas no falta el mote pelado bien cocinado que se agrega a las sopas, el mismo que es procesado como en mexico y colombia (pelado con cal o ceniza o mezcla de los dos). Ademas hay un envuelto de la harina de maiz pelado relleno de bastante quesillo maduro y envuelto en hoja de una bromelia que es abundante en los paramos de nuestro sector le llamamos Chivil, también con la harina de maiz pelado y quesillo tierno elaboran una sopa dulce que le llaman Sebo Api. POr la migración ha llegado mucha gente colombiana a nuestra tierra trayendo comidas con sabores nuevos me encanta las arepas con chorizo Paisa. El aguepanela con leche, la bandeja paisa,Viva Latinoamerica y su comida tan variada y sabrosa

Chori Agamez dijo...

tisha muchisimas gracias por visitarnos y comentar.Nos encanta lo que nos acabas de decir sobre las similitudes entre los paises latinomericanos referente a la comida.En colombia hay varios tipos de envueltos de maiz pelado con varios relleno hay uno muy bueno relleno de frijoles con chicharron , hay otro que lleva una bebida tradicional agregada para darle sabor.

Publicar un comentario

Mensajes que promuevan el odio o la discriminación serán borrados.
La libertad de expresión no implica la transgresión de los derechos ajenos tu libertad termina donde empieza la del otro.